Renovar la piel, borrar manchas e hidratar: tratamientos faciales para el invierno

Aparte de para mudar el orden de la ropa en el placard, las estaciones del año marcan el tiempo de los tratamientos de belleza que es conveniente efectuar conforme la temporada y las necesidades de cada persona.

La piel, se sabe, es el órgano más extenso del cuerpo humano y en su cuidado la cuestión estacional ha de ser tenida en cuenta: hay productos y tecnologías que no están recomendados en ciertos instantes, como ocurre con ciertos géneros de láser y ácidos, que tienen en el invierno su instante de más «popularidad».

Así sea que se busque quitar máculas de acne, ocasionadas por el sol o bien la edad, o mitigar arrugas y líneas de expresión, los meses de frío son ideales para preguntar y hacer procedimientos no invasivos con la intención de acabar con esas o bien otras imperfecciones que cada uno de ellos desee corregir.

Adiós máculas

Si de tecnologías no invasivas se trata, la limpieza facial profunda con microdermoabrasion se presenta como «la opción alternativa más eficaz en el tratamiento de máculas en la piel, melasma, lentigos solares, de la edad y asimismo para quitar pecas», conforme precisó la médica especialista en estética y láser María Julia de la Torre.

Para la directiva médica de Erde Frisch Medical Group, «se trata de un láser de nueva generación que se caracteriza eminentemente por producir pulsos de energía que tienen una duración de una trillonésima una parte de segundo que, además de esto tensa la piel y cierra poros dilatados con una restauración prácticamente inmediata». «Este láser más potente es capaz de quitar lo que hasta el día de hoy era permanente; es el primer avance esencial en el tratamiento de máculas y equiparado con los rayos láser viejos, reduce el periodo de tratamiento a la mitad», apuntó.

El tratamiento, que es capaz para todos las clases de piel y precisa de una a 3 sesiones, que se efectúan cada treinta días, está indicado para hombres y mujeres y puede emplearse en todo el semblante, cuello, escote.

Por su lado, la médica dermatóloga Agustina Vila Echagüe añadió que los tratamientos láser son grandes aliados para combatir máculas faciales. «La novedad en este tema es el láser de colorante pulsado con prestigio mundial, que se diseñó para tratar pacientes con lesiones vasculares benignas, pigmentadas y ciertas lesiones no pigmentadas».

Las estaciones del año marcan el tiempo de los tratamientos de belleza que conviene realizar según la época (Shutterstock)

La especialista miembro de la American Society for Laser in Medicine and Surgery (ASLMS) recalcó que «VBeam libera una intensa mas suave luz amarilla sobre la piel, que es en especial absorbida por los vasos sanguíneos de la dermis, los que son solidificados y reabsorbidos por el cuerpo a través de un proceso natural». «Este láser deja tratar afecciones como rosácea, venas faciales, cicatrices de acne, máculas vasculares de nacimiento como hemangiomas y máculas de vino de oporto, entre otras muchas», especificó Vila Echagüe, quien puntualizó: «Se señalan de una a 3 sesiones y no solo mejora la mácula sino ayuda generalmente en el tono y la textura de la piel».

Un jet de aire para progresar la calidad de la piel

El médico cirujano plástico Fernando Sconfienza hizo hincapié en que «lo que se ha de saber es que el primordial resultado de la bioestimulación es activar la función del fibroblasto, la célula encargada de la estructura y la calidad de la piel, optimando su función en el organismo para conseguir una piel más lisa, combatir la flaccidez, reducir las arrugas y conseguir hidratar en profundidad y acrecentar la solidez».

En ese sentido, el especialista resaltó que «Enerjet es una de las más recientes tecnologías de rejuvenecimiento que trabaja a través de la aplicación de diferentes productos activos -entre ellos el ácido hialurónico, un coctel de vitaminas y minerales- que se introducen dentro de la piel mediante un jet de alta presión de aire, sin agujas».

Así, «el producto crea un microtrauma y se propaga en la piel 9 veces más veloz que con agujas, lo que lleva a una mejora del aspecto general de la piel, la alimenta en profundidad y trata las líneas de expresión y las cicatrices», explicó, mientras que aconsejó «de una a 3 sesiones al mes».

Y agregó: «Es esencial aclarar que este tratamiento no sustituye el empleo del ácido hialurónico con agujas cuando se aplica para dar volumen o bien rellenar surcos. Enerjet multiplica y estimula fibroblastos, o sea activa y potencia la capacitación de colágeno en el interior para una mayor producción».

Peeling. el tradicional aliado del invierno

Alumbrar, renovar y alimentar la piel es la consigna del peeling, un tratamiento que no pasa de tendencia y que se amolda a las necesidades de todas y cada una de las edades.

«El peeling es capaz para todas y cada una de las edades: para los adolescentes que tienen acne y para tratar las cicatrices de acne, desde los treinta años, para progresar la calidad de la piel; tras los cuarenta, para tratar máculas y desde los cincuenta para suavizar las líneas de expresión», resaltó la médica dermatóloga Lilian Demarchi, para quien «este es un tratamiento muy polivalente, que siempre y en todo momento mejora la calidad de la piel».

Y tras indicar que «es uno de los tratamientos más efectuados en el consultorio a lo largo del invierno», la especialista miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) recalcó que «todos y cada uno de los peelings han de ser efectuados por médicos, puesto que los resultados que se consiguen pueden ser geniales si están efectuados por profesionales».

«El peeling es algo muy artesanal, se arma conforme al género de piel: si es una piel mixta, seca, si hay arrugas o bien no, si tiene acne, si tiene máculas y siempre y en toda circunstancia conforme a la edad del paciente -resaltó Demarchi-. Todo va a influir en la combinación y la elección de los ácidos a emplear en busca de los resultados que procuramos conseguir».

Ultrasonido microfocalizado, un lifting sin cirugía

El llamado «lifting del futuro» es el tratamiento premiun para el rejuvenecimiento de la cara, cuello y escote en una sesión, de una hora.

«Con una tecnología a base de energía ultrasónica microfocalizada capaz de llegar a las capas más profundas de la piel, es un tratamiento que se transformó en el auténtico lifting sin cirugía que aconsejo a los pacientes que procuran combatir la flaccidez y tensar en forma natural sin precisar cirugías», resaltó la médica cirujana plástica y especialista en estética Griselda Seleme, para quien «la tecnología no solo naturalmente estimula el desarrollo del colágeno y da resultados perceptibles, sino más bien asimismo poco o bien ningún tiempo de inactividad tras el tratamiento».

Seleme explicó que «esta tecnología produce, por fricción celular, un calor específico que provoca la reorganización y renovación del colágeno» y recalcó que «al concluir el tratamiento, el proceso de reparación de los tejidos estimula la producción nuevamente colágeno, responsable de crear y activar un ‘efecto lifting natural'».

El efecto tensor empezará a hacerse perceptible a los 2 o bien 3 meses de efectuado el tratamiento y los resultados reales van a ser terminantes a los 6 meses, instante en el que se consigue el efecto máximo que dura entre un año y año y medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *