ROSÁCEA

¿QUÉ ES? La rosácea es una condición crónica de la piel que se identifica por una tendencia a sonrojarse con sencillez y por un enrojecimiento persistente en la zona central del semblante. La rosácea eritematotelangiectásica es la manera más usual. Se trata de enrojecimiento facial persistente (eritema), capítulos de rubor (sensación de calor y quemazón) y incremento del tamaño de los vasos sanguíneos (telangiectasias). Es común entre mujeres entre treinta y sesenta años, de tez clara. Múltiples factores relacionados con los hábitos vitales pueden provocar un brote en personas con este sufrimiento. Por ejemplo: el calor (incluyendo los baños calientes, el sauna y las bebidas calientes), los cambios ásperos de temperatura, la exposición a la luz solar, el agobio sensible, las bebidas alcohólicas (aun en pequeñas cantidades), el ejercicio, los comestibles condimentados, el consumo de café, el empleo de ciertos productos para el cuidado de la piel, el hábito de fumar y el empleo de ciertos fármacos. ¿CÓMO SE TRATA? No existe de momento una cura para la rosácea. Sus síntomas, no obstante, pueden ser de forma eficaz controlados y reducidos con tratamientos combinados de medicación oral y tópica, conforme el género de rosácea. Nuestra experiencia prueba que la combinación de diferentes tratamientos consigue resultados más eficaces y adaptados.

Limpieza Facial Profunda

¿ De qué se trata ?

Es una limpieza facial profunda de cutis profesional y pormenorizada, primer paso imprescindible para digerir entonces otro
tratamiento dermatológico que va a venir.

¿ Qué hace ?

Se efectúa con gran pluralidad de ingredientes activos, como los alfahidroxiácidos, extractos
botánicos y vitaminas antioxidantes.

¿ Para qué vale ?

Es un paso básico que previene y corrige inconvenientes. Desintoxica y suprime impurezas sin dañar la
piel.

¿ Cuántas sesiones son ?

Conforme el estado de la piel, reiterar cada uno de ellos o bien un par de meses. Cada una de las sesiones dura una hora.

¿Tiene contraindicaciones?

No se efectúa en embarazadas ni a lo largo del periodo de lactancia.

¿De qué forma es el tratamiento?

Se efectúa una limpieza profunda manual que incluye extracciones. Ahora se efectúa una
microdermoabrasión con punta de diamantes, que es una exfoliación veloz para remover las
células de la capa superficial de la piel. El sistema incluye cabezales abrasivos cubiertos de
pequeños diamantes que, a través de un suave pulimentado, suprimen las capas viejas de la piel. Genera
regeneración celular, acrecienta la producción de colágeno y elastina, aseverando en consecuencia
la piel. Suprime máculas solares y mitiga arrugas y líneas de expresión. Entonces se hidrata y
por último se pone protección solar a fin de que la paciente prosiga con su rutina diaria. La piel queda
enrojecida y es posible maquillarla. Nuestros especialistas efectúan un diagnóstico de la piel para
escoger los activos convenientes para cada piel. Trabajamos con LEMEL COSMECEUTICALS, los
dermacéuticos más eficientes en manos especialistas que cuentan con una dilatada experiencia en el
cuidado de la piel.

¿En qué momento se ven los resultados?
Son inmediatos.

VENUS LEGACY

Tensá y Devolvé Iluminación al Semblante. Reducí y Definí el Contorno Anatómico.

¿De qué se trata?
Es radiofrecuencia multipolar y magnetoterapia . Aprobado por la FDA y ANMAT, trata la flacidez y la celulitis. En el semblante provoca un efecto tensado y devuelve la iluminación de la piel.

¿Qué hace?
Venus Legacy genera estimulación celular y de las fibras de colágeno y elastina para una acción de tensado. El calor intenso llega a la grasa anatómico. De esta forma reduce la adiposidad localizada y asimismo la celulitis. Además de esto efectúa un drenaje linfático y estimula la circulación sanguínea.

En el semblante y cuello mejora la flaccidez sin pasar por el quirófano. Tensa, con un efecto de lifting merced a la estimulación celular y la producción de fibras de colágeno y elastina que efectúa, fortaleciendo y devolviendo a la piel su iluminación.

¿Para qué vale?
Reduce el volumen, define el contorno anatómico, tensa y revitaliza la piel. Está indicado para el que no se quiere operar o bien como complemento tras una cirugía. Afina la figura, reduce la grasa, levanta los glúteos, reduce la celulitis y las estrías. Es ideal para tras el parto. La piel se alumbra y fortalece. En el semblante reduce el aspecto de cansancio y del paso del tiempo en la zona ocular, devolviendo de esta manera su lozanía. Reduce las arrugas de en torno a la boca y las líneas de expresión. Destaca los pómulos, redefine el contorno facial y la quijada, que al unísono reduce su volumen.

En el semblante, desde la tensión que aporta el procedimiento, reduce el aspecto de cansancio y del paso del tiempo en la zona ocular, devolviendo de este modo su lozanía. Reduce las arrugas de cerca de la boca y las líneas de expresión. Destaca los pómulos, redefine el contorno facial y la quijada, que al unísono reduce su volumen.

¿Cuántas sesiones son?
8 a diez, una o bien un par de veces a la semana. Cada una de las sesiones dura de treinta a cuarenta minutos. Como mantenimiento, se aconseja una sesión mensual.

¿Tiene contraindicaciones?
Está desaconsejado para pacientes con heridas abiertas o bien lesiones en el área del tratamiento, acne grave o bien quístico y también implantes activos (por servirnos de un ejemplo, marcapasos y desfibriladores) o bien metálicos en el área a tratar. No se aconseja a lo largo del periodo de embarazo y lactancia.

¿Qué áreas se pueden tratar?
Para brazos, abdomen, espalda, glúteos, muslos y caderas, de esta manera para el semblante, submentón, párpados, cuello y escote.

¿De qué forma es el tratamiento?
Con la ayuda de un aplicador, escogido conforme el área a tratar, se efectúan suaves movimientos en la superficie de la piel, que se sienten como un masaje templados.

¿En qué momento se ven los resultados?
Aunque los resultados asoman en la tercera sesión, se recomienda efectuar el tratamiento completo para llegar a su mayor potencial.