Vinos Naturales: Sabores Únicos en Buenos Aires

Explorar vinos naturales se ha convertido en una experiencia saludable y sostenible. ¿Te preguntas qué vino está en boca de todos y dónde degustarlo? Aquí te damos las claves.

Los vinos naturales elevan la ecología a un arte. Los viticultores recolectan las uvas manualmente en tierras meticulosamente cuidadas, libres de fertilizantes artificiales.

Sus métodos son sostenibles, respetando tanto el suelo como el proceso de vinificación. No se utilizan sulfitos ni fermentaciones o filtrados artificiales.

Este movimiento captura el interés de una comunidad joven y curiosa, alejada de los canales tradicionales y dispuesta a explorar, sabiendo que el vino disponible hoy quizás no lo esté mañana. Es una pasión por el vino auténtico.

Sin aditivos ni filtrados

“Un vino orgánico es aquel que no incorpora químicos durante su elaboración. Generalmente provienen de viñedos orgánicos, sin tratamientos de fungicidas, pesticidas ni fertilizantes químicos. Se utiliza todo natural», explica Samantha Nilson, sommelier con más de dos décadas de experiencia en gastronomía y al frente del bar Nilson.

Por su parte, Nahuel Carbajo, propietario de Naranjo Bar junto a Augusto Mayer, describe el vino natural como un producto al que «no se le añade ni se le quita nada. Se elabora con uvas orgánicas (certificadas o no) sin aditivos industriales, como correctores de acidez o conservantes como el anhídrido sulfuroso».

Además, destaca que suelen ser vinos sin filtrar, y aunque en los vinos naturales se permite una mínima concentración de sulfitos, muchos productores optan por no añadirlos, haciendo que la uva sea el único componente.

¿Natural o biodinámico?

Los vinos pueden ser ambos. Muchos productores naturales emplean prácticas biodinámicas, basadas en el ciclo lunar para las labores del viñedo, con un enfoque holístico.

Lucía Bulacio, cofundadora del bar Vereda Adentro, señala: “La luna afecta no solo a las mareas sino también a los cultivos. La agricultura biodinámica aplica ciclos lunares a una finca”.

Bulacio explica que esta técnica, similar a una «homeopatía de la tierra», se utiliza también en plantas medicinales y alimentos, y se basa en un enfoque circular, donde el compost se devuelve al suelo. Además, la luna determina el momento adecuado para cada tarea.

La producción biodinámica se integra en un estilo de vida enfocado en el respeto por el medio ambiente y el propio cuerpo, con producciones limitadas y enfoque manual. En general, cada botella es una ventana a la historia y filosofía del productor.

Cada botella de vino natural es una experiencia singular. «El vino natural se contrapone a la uniformidad de productos como la Coca Cola», señala Lucía Bulacio de Vereda Adentro.

No se debe esperar una constante en cada botella, ya que no es un producto estático. «El vino es lo que es, lleno de antioxidantes y minerales. Antiguamente, los médicos recetaban una copa diaria de vino, pero era puramente jugo de fruta fermentado, no como el vino moderno con sulfitos añadidos, que puede provocar reacciones alérgicas severas», explica.

Generalmente, los vinos naturales tienen un menor contenido alcohólico debido a que se cosechan antes, resultando en uvas más ácidas que dulces, lo cual preserva naturalmente el vino.

«Es un mito que no haya vinos naturales robustos. Los hay, pero no dependen de envejecer en barriles». Los vinos naturales evolucionan sin intervenciones artificiales, reflejando la filosofía de quienes los eligen.

Descubre lugares en CABA para degustar vinos naturales:

Vereda Adentro

Fundado por Lucía Bulacio, Pamela Godoy, Cristian Díaz y Tania Díaz Frontini, Vereda Adentro es un refugio de tranquilidad y consumo consciente. Ofrecen vinos de pequeños productores y materia prima agroecológica. «Nuestra selección de vinos es completamente natural y biodinámica», comparte Lucía.

«Cualquier persona que visite Vereda Adentro se encontrará con uno de nosotros, dispuestos a compartir historias sobre los vinos, las bodegas y cómo los productores trabajan respetando el comercio justo y la sostenibilidad».

El bar ofrece agua gratuitamente, una decisión que Lucía explica así: «Es importante recalcar el valor del agua, especialmente en un contexto donde la industria masiva afecta su disponibilidad y calidad. El agua es un derecho».

Entre las bodegas destacadas en Vereda Adentro se encuentran La Rosendo y Las Payas de San Rafael, y Santé Vins de Bahía Blanca.

Naranjo Bar

Recién cumplido su tercer aniversario, Naranjo atrae a un público entusiasta por los vinos naturales. Algunos son conocedores, mientras que otros se maravillan con la diversidad de sabores que descubren.

«La curiosidad es nuestro punto de partida», afirma. Entre sus colaboraciones se destaca Santé Vins, dirigida por Martín Abenel, quien trabaja con uvas de viñedos de Buenos Aires, una región poco conocida en la viticultura. También colaboran con Paul des Andsnes, un productor nómada a cargo de PolOpuesto.

Su vino «El otro lado» es un torrontés naranja que resalta lo mejor de la variedad, el método de vinificación y el carácter de los vinos naturales.

Overo Bar

Desde su apertura, Overo Bar se ha centrado en ofrecer vinos naturales, guiados por sus fundadores, Pol Lykan, cocinero con 30 años en Freud & Fahler, y Daniel Rigueras.

Aunque no descartan los vinos tradicionales, su selección prioriza vinos conscientemente elaborados, con historias y sabores que complementan su menú.

Entre las selecciones destacadas está el Sinapuro cabernet frank de Slow Wines, de Córdoba, una región en auge, creado por Eduardo Scotti; y Sierra Lima Alfa Blend de malbec, producido por Francisco “Pancho” Morelli con vinos de Salta.

Nilson

Con cinco años de trayectoria y superando la pandemia, Nilson se ha convertido en un lugar de encuentro en San Telmo.

Su carta, que cambia semanalmente, ofrece entre 20 y 25 vinos por copa, además de una variada selección de botellas. Resaltan vinos como Campo del cielo de Joanna Foster y Simbiosis Pet Nat de Stella Crinita.

Acompañando a los vinos, ofrecen platos como humus, pan de masa madre y olivas especiadas.

Nilson es conocido por sus catas guiadas y catas sensitivas, experiencias que despiertan emociones y sensaciones. Iniciativas como #vinoenlavereda y #vinoalpaso, así como una pizarra de vinos siempre actualizada, son parte de su atractivo.

Vino Vivo

Fundado por Teo Furgong y Blas Rodríguez Aldao, Vino Vivo nació inspirado en una fiesta de vino natural en Londres en 2019.

Comenzaron organizando eventos en una casa chorizo en Villa Ortúzar, en un momento en que el vino natural era poco conocido. Hoy atraen a un público joven y entusiasta.

Entre sus ofertas se encuentran Caminante 2023 de La Rosendo, un vino blanco de uvas tintas criollas, y Naranjo 2023 de La Rosendo, una fermentación de pieles de Pedró Giménez y torrontés.

“Nos fascina la forma artesanal de trabajar de estos productores y su compromiso con vinos deliciosos y accesibles», comenta Furgong.

Vereda Adentro: 11 de septiembre de 1888 3201, Núñez. IG @vereda____adentro

Naranjo Bar: Ángel Justiniano Carranza 1059, Chacarita. IG @naranjo_bar

Nilson: Carlos Calvo 463, Mercado de San Telmo. IG: @nilson.une

Overo Bar: Nicaragua 4583, Palermo. IG @overo.bar

Vino vivo: IG @vinovivoba


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *